‘11-D. Una mañana de invierno’, primera película de ficción de Factoría

Con motivo del treinta aniversario del atentado de ETA contra la casa cuartel de la Guardia Civil de la Avenida de Cataluña de Zaragoza, el 11 de diciembre  la Televisión Autonómica de Aragón estrena la TV movie “11-D. Una mañana de invierno” producida por Factoría Henneo que recrea el atentado terrorista de ETA que costó la vida de once personas, entre ellas cinco niñas.

Basada en hechos reales, la historia rememora todo lo ocurrido aquel trágico día de 1987, así como las fatídicas 24 horas anteriores y posteriores de una tragedia que conmocionó a la opinión pública española y, de forma muy especial, a todos los aragoneses. Fue uno de los golpes más sangrientos de la banda terrorista y el más salvaje de los cometidos en Aragón.

El film narra cómo la banda terrorista ETA organizó y perpetró el atentado pero, sobre todo, se centra en las historias personales de algunas de las personas que vivían en la casa cuartel de la Guardia Civil. Allí un coche bomba cargado con 250 kilos de amonal hizo explosión a las 6 y 10 de la madrugada y derrumbó tres pisos, habitados por familias enteras. En unos segundos, todo cambio para ellas. Sus esperanzas, ilusiones y alegrías se vieron cercenadas de raíz. La ficción cuenta cómo los supervivientes se tienen que enfrentar al momento más duro de sus vidas, cuando descubren que han perdido a un ser querido.

El rodaje comenzó el pasado 13 de noviembre y se desarrolló a lo largo de 11 intensas jornadas. El director de cine Roberto Roldán ha estado al frente de un equipo casi 100% aragonés. Por los diferentes sets de grabación han pasado más de 200 actores entre protagonistas, reparto, figuración y extras. Entre ellos destacan las aragonesas Carmen Gutiérrez, con dilatada experiencia en televisión (‘Amar en tiempos revueltos’ o ‘Cuéntame’) y cine (‘Cándida’ o ‘Némesis’), Andrea Dueso, un valor emergente a nivel nacional (‘Ana y los 7’, ‘Hospital Central’, ‘La que se avecina’,…), y Laura Contreras, mejor actriz en el último festival de la Academia de cine Aragonés. Como protagonistas masculinos se encuentran los aragoneses Raúl Sanz y Sascha Montenegro; así como actores nacionales de amplia experiencia como Mikel Tello y Manuel Toro. También destaca la participación de Alba García, nominada al Goya a la mejor actriz revelación. El equipo técnico abarca a casi medio centenar de profesiones del medio audiovisual. Fotografía, dirección de arte, vestuario, maquillaje-peluquería, sonido, producción, montaje, script, grafismo, guión, redacción, postproducción… Todas las artes cinematográficas han estado involucradas en un proyecto que es, en sí mismo, una pequeña superproducción. Además, supone un nuevo y decisivo paso en la ficción televisiva aragonesa tras el éxito hace casi un año de ‘Grupo 2: Homicidios. El crimen de la Laboral’, una docuficción que alcanzó un 22,6% de cuota de pantalla.

Algunas de las localizaciones de ‘11-D. Una mañana de invierno’ se corresponden con el lugar en el que ocurrieron los hechos. De esta forma, se ha rodado en el edificio de Delegación del Gobierno, en la misma sala donde se instaló la capilla ardiente con los féretros de las víctimas. Asimismo, los pasillos y habitaciones del Hospital Militar de Zaragoza han sido utilizados para escenificar algunos de los momentos más dramáticos que se vivieron allí hace treinta años. Por otro lado, la producción viajó al sur de Francia para recrear el viaje que el comando etarra realizó hasta Zaragoza. En total, cerca de 20 localizaciones diferentes que van desde espacios interiores, donde se desarrolla la vida familiar de los protagonistas, hasta exteriores de enorme complejidad, necesarios para simular el derrumbe de una parte importante de la antigua casa cuartel de la avenida de Cataluña.

Tras la emisión de ‘11-D. Una mañana de invierno’, también se estrena en Aragón TV un documental que profundiza en la época en la que ocurrió el atentado y sitúa cómo eran España y Aragón en aquel momento histórico. Recogerá testimonios de los protagonistas de aquellos hechos, supervivientes del atentado y personalidades que ostentaban cargos de responsabilidad esos días.

Producido por Factoría Henneo, arranca con el relato de Pascual Grasa, Jesús Cisneros y Antonio Ariza, los tres guardias civiles que aquella madrugada se encontraban de servicio en la casa cuartel. Ellos narran los segundos previos a la explosión, momentos en los que fueron testigos de cómo los miembros del Comando Argala, comando itinerante responsable del atentado, aparcaban el coche bomba y huían en otro coche.

Treinta años después del atentado, el documental recoge las historias personales de las víctimas que perdieron a sus padres, a sus hijos y a sus hermanos, así como los testimonios de las familias que vivían en la casa cuartel, de las personas que participaron en las tareas de desescombro, de los médicos y enfermeras que atendieron a las víctimas, de los vecinos que escucharon la explosión y de las personas que en el año 1987 ocupaban cargos de responsabilidad política, como Hipólito Gómez de las Roces, Presidente del Gobierno de Aragón en 1987 y Ramón Jáuregui, Vicelehendakari del Gobierno Vasco en aquel año.

El documental también aborda el contexto histórico en el que se produjo el atentado de la casa cuartel de Zaragoza. A mediados de los años 80 la banda terrorista ETA lleva a cabo un cambio de estrategia. Pasados los denominados “años de plomo”, ETA comienza a atentar fuera del País Vasco y Navarra y aparecen los comandos itinerantes. El primero de ellos fue el Comando Argala, responsable del atentado de Zaragoza y liderado por Henry Parot.

El documental realiza un recorrido a través de la historia de ETA en el que el año 1987 destaca por tres atentados, dos de ellos tuvieron como escenario la ciudad de Zaragoza. El 30 de enero al paso de un autobús militar frente a la Iglesia de San Juan de los Panetes explotó un coche bomba que provocó la muerte de dos militares y más de 40 heridos.  El 19 de junio de ese mismo año tuvo lugar el atentado con mayor número de víctimas de la historia de ETA. La banda atentó en el centro comercial Hipercor de Barcelona provocando 21 muertos y 45 heridos. El año finalizó con el atentado de la casa cuartel de Zaragoza, convirtiéndose 1987 en uno de los años más sangrientos en la historia de ETA.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *